Al cambiarnos de domicilio es primordial llevar a cabo una planificación exhaustiva para que todo salga a la perfección. Sin duda alguna, los recibos de la nueva vivienda es un gasto más que tenemos que tener en cuenta y en ocasiones puede resultarnos un tormento y más a día de hoy con la crisis económica que estamos atravesando.

Por lo cual, en esta noticia te hemos reunido un conjunto de ayudas otorgadas por el Gobierno para hacer más llevadero el pago de los recibos pertenecientes a los suministros básicos del hogar. Son los conocidos bonos sociales.

Bono social eléctrico

El bono social eléctrico se fundamenta con una rebaja que comprende dos tramos, 25% y el 40% según el grado de vulnerabilidad del solicitante, cuya función principal es la seguridad de los domicilios más desprotegidos a causa de su situación socioeconómica.

Para optar a esta clase de asistencia, primeramente es primordial que tengas una tarifa PVPC contratada en la vivienda y disponer de una potencia que no sea superior a los 10 Kw.

A causa de la pandemia que está viviendo nuestro país, por la Covid-19, se ha creado un nuevo grupo de beneficiarios donde podrán acceder a un 25% de descuento en su recibo eléctrico:

  • Autónomos que hayan cesado su actividad a causa del coronavirus y reúnan las condiciones determinadas.
  • Autónomos que debido al coronavirus, hayan visto menguar su facturación un 75% en comparación al semestre anterior y que reúnan las condiciones determinadas.

Bono social térmico

El bono social térmico es un plan de protección para equilibrar el desembolso térmico generado a los consumidores más vulnerables por el empleo del agua caliente, la cocina o la calefacción.

La asistencia del mismo está sometida en función al escalafón de riesgo y de la ubicación del abastecimiento, correspondiente entre 25 € y 124,98 €. La cuantía varía según la necesidad de gas que haya en el abastecimiento. Esto significa, que no es igual una vivienda orientada con un clima frío a una que esté en un clima cálido.

Bono social del agua

El bono social del agua es el más desconocido entre las ayudas para las facturas de los hogares. Consiste en una tarificación específica que certifica el abastecimiento de agua para todas las viviendas y el abono de los recibos del consumo para los hogares y consumidores vulnerables.

El agua es un bien de primera necesidad en todos los hogares. Este bono social es gestionado de forma municipal mediante las instituciones encomendadas para ello. Por lo que, podemos encontrar distintas bonificaciones según la empresa y la localidad donde residas.

Las tarifas del agua reducidas suelen estar fraccionadas por bloques de consumo, siendo diferentes para cada domicilio vulnerable, consiguiendo así un ahorro notable de agua.

Abono social de telecomunicaciones

Contar con una línea telefónica en el domicilio es en muchas ocasiones necesario; a pesar de ello, no todas las personas pueden encarar lo que cuesta realmente. Por ello han creado un bono social aprovechable especialmente para personas pensionistas y jubilados denominado el abono social de telecomunicación.

Este abono social aclama la viabilidad de una línea de teléfono fijo a una cuantía muy accesible y módica para los ciudadanos con bienes escasos.

Solicita el bono social para tu vivienda | La Seda